La constructora López Canarias quiebra sin activos

El agujero es definitivo y el juzgado mercantil ordena la extinción de la entidad

Alejandro B. Soler

Guardar

Concurso de acreedores./
Concurso de acreedores./

Ruina total de la compañía López Canarias SL. La jueza Elena Fraile Lafuente, del Juzgado Mercantil número 1 de Santa Cruz, declaró el concurso voluntario de la empresa y la intervención de las operaciones societarias. Dado que el balance contable carece de bienes, al mismo tiempo ordena la conclusión del expediente, “por insuficiencia de los activos para satisfacer los créditos contra la masa”.

El archivo tiene como secuela la revocación de la administradora Vanesa Fleitas Melián, la extinción de la entidad y la cancelación de sus inscripciones en los registros públicos. En definitiva, López Canarias quiebra y desaparece del mapa para siempre.

Insolvencia

Su andadura en el mundo de la hormigonera y los ladrillos ha sido corta. Vanesa Fleitas fundó la compañía en mayo de 2018, con 3.000 euros de capital, para dedicarse a la construcción, acabado de edificios, rehabilitación, reformas y decoración de viviendas.

A finales de 2021 comenzaron los problemas y estallan los primeros descubiertos. En febrero de 2022 los juzgados de lo social declararon a López Canarias en insolvencia, debido al impago de las cotizaciones. Ahora llega la traca final con la bancarrota y el entierro judicial de la empresa.

Archivado en: