Joaquín Martínez

Opinión

Canarias, a la vanguardia del sector turístico en Europa

Emprendedor y empresario

Guardar

Acaba de terminar el World Travel Market (WTM) de Londres, evento en el que se reúnen más de 1650 exhibidores y que es una de las principales citas en la cual se congregan todos los agentes del mundo del turismo: cadenas hoteleras, tour operadores, administraciones regionales o locales, clusters, compañías de rent-a-car, portales web y empresas dedicadas al negocio inmobiliario turístico.

En ella se ha anunciado el aumento de la conectividad aérea de Tenerife con los mercados internacionales. Esta se ha incrementado para la próxima temporada de invierno en un 12,5% con respecto a la temporada 2019-20 (precovid). Lo cual implica un aumento significativo de turistas internacionales que podrán visitar la isla en temporada alta. A eso debemos sumar que la conectividad con la península aumentará un 17% hasta el mes de marzo y previsiblemente continúe ese aumento posteriormente.

Este alentador dato, nos deja ver que el turismo de masas está de vuelta, que atrás deben quedar las imágenes de hoteles y comercios vacíos en zonas turísticas y que hacemos bien en no perder el tiempo ni la oportunidad de crecer en número de turistas y en calidad de servicios ofrecidos.
La industria se enfrenta a numerosos retos, entre ellos los más destacables son: el impacto del BREXIT en la economía de Reino Unido, la acuciante inflación en toda la zona euro (https://www.atlanticohoy.com/opinion/cuestion-elegir_1500309_102.html), los problemas derivados de la pandemia (certificados de vacunación, potenciales viajeros que aún recelan de viajar, etc.) y el crecimiento de nuevos competidores.

ESTRATEGIA

Para hacer frente a estos retos el Gobierno de Canarias sustenta su estrategia de transformación del modelo productivo turístico de las islas en tres ejes fundamentales:  sostenibilidad, digitalización y descarbonización. Para este ejercicio se cuenta con un presupuesto que ha aumentado en más de un 9% con respecto al del año anterior y que incluye partidas destinadas íntegramente a los planes de sostenibilidad turística.

Asimismo, en la iniciativa privada observamos como uno de los principales objetivos de las líneas aéreas es reducir sus emisiones de CO2 y se esperan importantes inversiones en este sentido. Del mismo modo, a nivel local los hoteles han tomado nota de las demandas de sus clientes, sobre todo los llegados del norte de Europa, que requieren de una mayor concienciación en estas cuestiones. Así se desprende, por ejemplo, de una encuesta realizada en Alemania sobre las preocupaciones de la población, donde la mayor inquietud del pueblo teutón a septiembre de este año es el cambio climático (47% de la sociedad), por encima de coronavirus (28%), o la desigualdad social (11%).

De hecho, en la cumbre del clima que está teniendo lugar en Glasgow (COP 26) se ha tratado lo que se ha denominado “la acción por el clima en el turismo” en la que se defiende que el turismo acelere la adopción de modalidades de producción y consumo sostenibles. Para ello, se ha emitido un documento que recoge las cinco vías en aras de lograr una acción coherente en el sector. Estas vías son: la medición, dar a conocer las emisiones relacionadas con el turismo y los viajes; la descarbonización, determinar y cumplir objetivos de emisiones en transporte, infraestructura, alojamiento, actividades, gestión de residuos, etc.; la regeneración, restaurar y proteger los ecosistemas, salvaguardando la biodiversidad; la colaboración, entre autoridades, sociedad civil, grandes, medianas y pequeñas empresas del sector y los visitantes; y por último, la financiación, garantizando recursos tanto en transferencias directas como en incentivos fiscales para promover y acelerar esta transición.

Así pues, una vez parece que queda atrás la pesadilla que supuso para el sector el azote del Covid -con un alto porcentaje de población vacunada y las cifras de contagios controladas-, la industria retoma los planes que ya existían antes de la pandemia de modernizar el sector y de tratar de hacer del turismo una actividad lo menos lesiva posible para el medioambiente. En esto, una vez más, Canarias está a la vanguardia del sector turístico en Europa.

Archivado en: