Uno de cada 10 inmigrantes que llega a Canarias es un menor que viaja solo

AtlanticoHoy / EFE

Guardar

Inmigración
Inmigración
Uno de cada diez inmigrantes llegados a Canarias desde enero de 2020 hasta finales de abril de este año es un menor que viaja solo, sin la compañía de sus padres ni de ningún pariente que se responsabilice de él, según datos facilitados por la Policía y el Ministerio del Interior. De acuerdo con la información que la Policía ha proporcionado al Congreso, en los 16 meses que conforman esa franja temporal llegaron a las islas en pateras o cayucos 2.845 menores solos, sobre un total de 27.434 personas, lo que supone el 10,37 %.Esas cifras se reparten de la siguiente manera: 2.387 menores no acompañados que entraron por mar a Canarias en 2020 sobre 23.023 inmigrantes llegados en pateras (10,36 %) y otros 458 desde el 1 de enero hasta el 27 de abril, sobre 4.411 llegadas (10,37 %). En ese mismo período de tiempo llegaron al conjunto de España 3.212 menores inmigrantes no acompañados, 2.629 el año pasado y otros 583 del 1 de enero al 27 de abril de 2021.Esos datos implican que, hasta que estalló la crisis de Ceuta, con la entrada de miles de menores de Marruecos por las playas de la ciudad autónoma, Canarias fue el destino de nueve de cada diez menores solos llegados a España (2.845 de 3.212, el 88,57 %). Ese fue uno de los motivos que justificaron que Canarias quedara al margen del reparto pactado por las diferentes comunidades autónomas para asumir la tutela de los menores que ya estaban acogidos en Ceuta, de forma que quedaran plazas libres en la ciudad para los recién llegados en los episodios de las últimas semanas. De hecho, Canarias tiene en estos momentos acogidos a 2.621 menores inmigrantes no acompañados (2.094 en centros de la comunidad autónoma y 527 en recursos de los cabildos), ha confirmado a Efe la Dirección General de Protección de la Infancia. Se trata de una cifra que no tiene precedente alguno en las tres décadas de historia de llegadas de pateras a Canarias, ni siquiera con lo ocurrido en 2006, en plena crisis de los cayucos, cuando casi 32.000 inmigrantes desembarcaron en las islas en un solo año.De esos 2.621 chicos, tres de cada cuatro (1.908, el 72,79 %) todavía están pendientes de que se realicen las pruebas de determinación de la edad. La Dirección General de Protección de la Infancia precisa que esas cifras están en constante cambio porque siguen llegando pateras a las islas, puntualmente entran en los centros chicos a los que antes no se había filiado como menores y salen otros si las pruebas de edad acreditan que ya han superado los 18 años.